lunes, 21 de septiembre de 2009

Cuando todo cruje...

Para pisar firme hemos de tener la certeza de que, allí donde pisamos, no existen grietas.
El camino fácil siempre gusta, pero casi nunca enseña nada...
Creamos o tenemos cierta dependencia hasta que ésta deja de existir...y un día, nos despertamos y echamos a andar sin acordarnos de lo que pasó...
Tengo amigos que se han instalado en esas grietas y viven cómodos en ellas...a pesar de perder el equilibrio muy a menudo...

Procuro aprender la lección cuando tropiezo (o al menos eso pienso...)

Abrazos

2 comentarios:

Niuqech Madhatter dijo...

No podría estar más de acuerdo contigo.

Salud

César de Centi dijo...

Uno aprende al levantarse! es necesario que se escuche uno y aprenda.
Salud tocayo