martes, 18 de noviembre de 2008

Señales horarias

Te escribo sentado en la ventana, con las piernas colgando y casi a punto de encender un cigarrillo.
Todavía no estas cerca, no se oye ningún motor, ningún murmullo, y tampoco se ven luces en movimiento que delaten ninguna presencia alrededor...ningún signo de tí...las señales horarias me marcan las horas...
Las noticias del día me hicieron intuír que hoy me querrías con más calidad que cantidad...por eso te espero impaciente en esa cornisa en la que sólo se sostienen los enamorados...

1 comentario:

Rocio dijo...

Podria decirse que describe perfectamente mi situación actual, jejeje.
Un beso, a ver si nos vemos el 28.
Rocio