miércoles, 12 de noviembre de 2008

¿Quién no da la vez?


Diferencias entre educación, respeto, y seriedad.

Juguemos con estos tres factores asignando respectivamente unos personajes: el que respeta educadamente la fila, el que se cuela faltando el respeto a todos los que la componen y el que llama la atención a este último para que espere su turno en la misma dándole sonido a las frases que toda la fila pensaba pero nadie emitía. (el personaje que con educación y seriedad le advierte al segundo que ha de respetar su turno, posee los tres factores inevitablemente.)

De este modo se entiende que la seriedad que uno aparenta es real pero no más que la que cualquier persona normal puede exponer cuando es debido.
El adjetivo no es "sentencioso"(en cualquier caso sería "sentenciero") ya que dista mucho de lo que en realidad se quiere decir.Yo, lo llamaría "rotundo" para hacer hincapié en lo contundente y justa que resulta esta actitud atribuyendo este adjetivo.

1 comentario:

makamay dijo...

A mi se me cuela todo quisqui...
xo tampoco creo q sea nadie como para enseñar educación y modales..
y como soy muuuuuy tranqui...
esxo y me rio (x dentro) de lo raro e impaciente q es el ser humano.
besitos
no se xq hoy tengo un montón de mono de concierto
(tuyo digo, eh?)
muak