viernes, 4 de abril de 2008

¿Quién anda ahí?


A ver sí alguna vez os ha pasado esto.

Llevo unos días pensando en ello y creo que me estoy volviendo loco.

Resulta que no dejo de pensar en que para conocer realmente a una persona esta persona tiene que tener web, space, blog, flog, flickr, msn, gtalk, myspace o la madre que lo parió. Esta paranoia me lleva a lo siguiente. Además de tenerlo, se tiene que saber que existe y donde está porque sí no es como si te perdieras algo de esa persona.

Esta paranoia me lleva a otra todavía más fuerte. Es esa sensación de imposibilidad de no poder abarcarlo todo y de frustración y debilidad al caer en la cuenta de que no podríamos conocer ni un pequeño porcentaje de todas las personas que nos rodean ni siendo inmortales.

Todo se traduce en una semitristeza y descafeinada presión a la que me someto voluntariamente cuando descubro que esta comunicación tan impersonal como moderna y actual está a la orden del día.

Desde que tengo uso de razón, siempre he pensado que cuando la gente está realmente mostrando su interior es cuando escribe todo aquello que le inquieta o le remueve por dentro la forma de sentir. Me gusta leer lo que la gente escribe. Y, aunque lo digo mucho (y eso es porque para mí es importante), hay dos detalles que para mí son suficientes a la hora de conocer a una persona y tener el conocimiento exacto para saber si ya de entrada no estaremos perdiendo el tiempo:

1- El contenido de lo que escribe

2- El crusaito...es broma, pero si no lo pongo, reviento. (es una broma local, vaya)

3- La música que escucha...

Para mí, estos dos aspectos son los que más definen a la gente y son “la llave” para saber si una persona será de una forma u otra.

Por supuesto esta opinión es algo extremista, pero en mi caso siempre he acertado y por supuesto no estoy diciendo que mis gustos musicales (que por cierto, en general no tienen nada qué ver con la música que hago) sean exquisitos...pero cada uno tiene los suyos y son absolutamente respetables.

En definitiva, que me gusta descubrir de vez en cuando entre los blogs que existen algunos reflejos de sentimientos paralelos pero muy cercanos a los míos.

Y hay que ver lo bien que escribe la gente, caramba...

Abrazos

12 comentarios:

El Selenita dijo...

Cesar, he notado en mis propias carnes el desconcierto digital al que te sometes. Entiendo lo que dices, (escribes) Pero ten en cuenta, que hoy en día, este método tan impersonal, que es internet, bien utilizado, nos abre millones de puertas a gente como tu y como yo. De hecho date cuenta de que si no fuera por esto mismo, no nos hubiéramos reencontrado. Al igual que no hubiera conocido a tanta gente.
Ahora tenemos mas oportunidades de mostrar nuestros trabajos a la gente, mas rápido y mas cómodo. Se han perdido ciertas costumbres mas románticas que prácticas. Como patearte las calles en busca de alguien que quiera apostar por lo que hacemos. Lo humano de esos encuentros. Pero, que coño, bien utilizado (repito) este medio es la hostia, compadre.
Asi que no te agobies, suerte y al toro.

P.D.: Por cierto, preciosa foto, jajajaja.
www.elselenita.com

Niuqech dijo...

Chapó

Cris dijo...

Hola César.

La verdad es que yo no tengo web, blog, ni ninguna de las otras cosas de tu lista, de hecho nunca antes había escrito en ningún foro, chat o similar, no ha sido algo que me llamara especialmente la atención. Pero tengo que decir que le estoy encontrando cierto encanto a escribir comentarios en tu blog y a leer las cosas que tú escribes. Me recuerda a cierta etapa de mi vida en que era capaz de pasar mañanas enteras escribiendo (cartas, relatos, ideas...) en los pasillos vacíos de la facultad. Pienso en eso y se me ocurre pensar que hay hábitos que no es bueno perder, pero que aún así, amurallados por el día a día, terminamos perdiendo, y que quizás estas líneas tontas sean un primer paso para recuperarlos.

Como digo no tengo web, blog, ni nada que se le parezca, así que te pierdes eso de mi, pero si comparto contigo la impresión de que estas nuevas maneras de relacionarse son en cierto modo contradictorias. Creo que los foros son el lugar propicio para los extremos: hay personas que se muestran tal cual son, sin ningún tipo de filtro, y otras que juegan a ser justamente lo contrario. Creo que es un lugar de intercambio, pero también que hay miles de detalles, pliegues, sonidos, colores, olores .... que se quedan fuera. Que nos perdemos.

¿Pero acaso no es siempre así?. Yo también rozo la paranoia en ese sentido.... ¿cuántas cosas de las que suceden a mi alrededor pasan sin que las preste la más mínima atención?. Seguramente muchas.

En cuanto a música.... he pellizcado un poco de todo. Últimamente me estoy aficionando mucho al Fado, pero que conste no soy triste y melancólica.... sólo hice un viaje a Lisboa y me pareció un gran descubrimiento.

En fin, que me ha gustado la reflexión que has hecho hoy.

Un beso.

vida dijo...

Hola César, me ha gustado mucho ésta reflexión...
Quizá la vida tan caprichosa como es se empeña en hacernos difífil el recorrido, pero qué aburrido si fuera fácil...
Tu escrito me recuerda lo complicado que es hoy en día conocer a las personas realmente, y ya no comento lo difícil que es encontrar a alguien que quiera, sienta y necesite lo mismo que tu en el mismo instante...
Soy consciente de que vivo en mi nube, esa nube en la que se dan miles de oportunidades, esa nube en la que cres que hay personas buenas que dan al menos parte de lo que tú ofreces... Pero de un tiempo a ésta parte no paro de darme cabezazos, porque nada de ésto es real. Porque hay personas muy malas, sin tacto, algo importantísimo hoy en día... Hace nada leí en un libro que la vida es como un campo nevado y que las huellas quedan marcadas para siempre,las acciones hablan más que las palabras... Pero estoy de acuerdo contigo, es verdad que yo también me puedo hacer una idea (y muy grande) de cómo es una persona por lo que escribe y lo que escucha, aunque como en todo, siempre hay excepciones.
De momento y a pesar de los disgustos,sigo en mi nube, sigo creyendo que soy una princesa pero de un cuento real
Un beso

Jara dijo...

A menudo siento la necesidad de contar cómo me siento, y a menudo encuentro personas que no captan la realidad de mis sentimientos y pensamientos, porque no saben traducir lo que metafóricamente estoy intentando explicar.
Me gusta escribir en este blog, pero no me gusta tener el mío propio, por el simple hecho de que si escribo cada día lo que siento tengo la sensación de que me estoy desnudando ante personas que ni siquiera conozco, me gusta elegir con quien quiero sincerarme, con quien quiero que realmente sepa cómo soy…es verdad que muchas veces caigo en el error de hacerlo con quien no debo, pero lo hago porque quiero, no quiero que “todo el mundo” sepa cómo me encuentro hoy, cómo me sentí ayer o cómo me gustaría estar mañana…Quizás sea de esas personas a las que les llena más el método tradicional de un café, un sofá, una mantita y horas y horas de conversación…aunque tampoco niego que de vez en cuando me invade la necesidad de escribir y contar cómo estoy, para eso elijo este sitio (y ojalá que no te importe), aunque siga siendo tuyo, y espero que de esta forma conozcas ese pequeño porcentaje que puedas pensar que no conoces de mí, aún así, creo que me conoces, aunque no tenga un sitio donde escribir a diario…
En fin…no sé si esto te ha aclarado algo, aunque finalmente cada persona es un mundo, y no siempre sabemos mostrarnos y explicar cómo nos sentimos y pensamos (al menos así lo veo yo…).

¡Os echo muchísimo de menos, no sabéis cuanto! ¡Un besazo enorme!

HTF

Bea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mac dijo...

yo lo veo una forma "fácil" de decir muchas cosas que quizá en la vida real no encuentran o el momento propio, o las palabras oportunas.

también creo que el aumento de espacios personales en la red es directamente proporcional a la actual incomunicación y necesidad personal de "exponerse", eso sí que está a la orden del día.

de todas formas, nunca vas a conocer a alguien al 100%.. aunque leas los 27 espacios internautas que se reserva. cuando alguien escriba para aclararse la cabeza o conocerse mejor, no creo que sea aquí donde lo cuelgue... pero algo es algo.

A mí también me gusta leer lo que escribe la gente.

Inmaken dijo...

Hola Cesar!

Aunque esto del blog sea frio e impersonal (y en ocasiones mal-interpretable), permite conocer gente que no es de tu entorno y eso siempre es enriquecedor.

Pero por supuesto, para conocer de verdad a alguien, da igual que tenga blog, flickr o lo que sea, pq lo que hace falta es estar cerquita, no?

un abrazo

aixaferra dijo...

A mí, que no sé cómo pude vivir antes de internet, me sigue gustando cotillear en las estanterías de casas ajenas lo que sus dueños leen y escuchan, esperando encontrar puntos de encuentro. Aquí es más fácil, nadie te tiene que abrir la puerta. Besos César

Jennifer dijo...

Los que tenemos que pasar tantas horas frente al ordenador, agradecemos encontrar en la red personas similares.
Hay personas que escriben para desahogarse, o por que tienen algo importante que decir como tú con la música. Así que, sigue así.

Guiomar dijo...

Es tan extraño esto del ciberespacio, tan grande como para perderse, tan azaroso como para encontrarse. Y es siempre chocante descubrir gente, y poder leer en otras palabras tus propios pensamientos. De no ser por el ciberespacio, el youtube, el myspace, el blogger y toda la comparsa, yo no hubiese quedado prendida de una canción, que me hubiese animado, a indagar en tu "ciberperfil" a la busca de tus ideas, creyendo en aquello de que música y personalidad van unidas.

Yo acostumbrada a guardar, por timida tradición, cuanto escribo y pienso (menos en política y sociedad, que no me calla nadie), me estoy forzando, guiada por ese miedo, a conocer y dejarme conocer un poco con spaces y fotolgs de marras... y a guiarme a través de la linea de amigos de myspaces y "demases" en la búsqueda de personas y sonidos.

Por cierto, felicidades. ;)

Neko dijo...

Hoy pasaba por tu pag web y cotilleando, como siempre, los links ví que tenias blog, y me dispuse a leerlo. No te hubiese firmado si no hubiese dado con esta entrada, soy más de leer o escuchar, pero me ha llamado la atención.

Claramente no se puede conocer a nadie por completo, ni siquiera aunque tuviesemos toda la eternidad por delante podríamos hacerlo. Es cierto que los blog, myspaces.. blablabla dicen mucho de una persona, pero dicen cuanto la persona quiere que se diga... no más. Sin embargo, a mi no me genera " semitristeza" miralo desde este punto de vista, no saber cómo es alguien por completo, tener cosas que son sólo propias y que no compartes hacen que cada día sea emocionante, que haya algo que rompa la rutina y que nos pueda rodear de cierto alo de misterio y de intimidad.

No puedes guiarte sólo por lo que se escriba o lo que se escuche.. pues todo, en esta vida, va por épocas.. y cuanto se escribe y se escucha quizás es sólo un infimo fragmento de lo que somos. pero bueno.. eso es tan sólo mi opinión.


un saludo y un abrazo para tí