miércoles, 21 de abril de 2010

Ya, ni eso

Todos los momentos que pasamos los recuerdo como fueron...no siento rencor...solamente te saco de mi lista de teléfonos, de mi agenda personal, de ese grupo de amigos que cuento con una mano...de la gente, en definitiva, a la que quiero y me quiere...
Ya nunca se repetirá la escena...ya nunca tomaremos la penúltima...ya nunca quemaremos la ciudad ni miraremos a las mujeres desde ese rincón en el que arreglabamos el mundo...ya nunca pensarás de una manera personal porque has llenado de decepciones tus propios bolsillos...por eso lloras de noche cuando nadie mira, porque sabes que lo ganado es inferior a lo perdido...sobretodo cuando ya es irrecuperable.

Te prefiero así...guardado en un cajón...del que ya no saldrás por haberme hecho llegar a ese punto de "no retorno"... ya que mis úlceras son mías y las activo cuando quiero...no cuando se le antoje al primero que pasa... y es que tú ya, ni eso puedes....


5 comentarios:

Gabriela dijo...

Hay cosas que es mejor dejar guardadas en un cajón, y no dejar que nos sigan martillando el alma.

Un abrazo

6alilea dijo...

Uff...

Aunque es cierto que hay veces, que no queda otra...

natxolavapies dijo...

La ira... esa maravilla tan injustamente denostada

makamay dijo...

es triste xo al final da la impresión q no puedes poner la mano en el fuego x CASI nadie...al menos a largo plazo.
Mucha gente pasa de ser imprescindible a tener una fecha de caducidad en nuestra vida x unos u otros motivos...
al final pasa lo q pasa, las decepciones siempre sorprenden y parecen ser inevitables llegados a cierto punto...lo mejor es sacudirse el "resentimiento"y todos los daños que nos han hecho y si tenemos la conciencia tranquila pensar que a veces la gente se vuelve ciega y deja de valorar a los grandes amigos...sabes q? ellos se lo pierden.
Trata de conservar los recuerdos buenos y haz un pquueño duelo x esa persona q ya no volverá, así ya no habrá odio, enfado...lo q sea! si acaso un poco de nostalgia ...
Hay q pensar que no vale la pena atormentarse con gente q no se la merece (y sobre todo creerselo)
hay gente q tiene su momento, a veces no dura demasiado.
Mucha suerte y q le den al tipo ése! ayyy con lo majete q tú eres!
grrrrrrrrr

El Náufrago dijo...

Aparezco aqui por casualidad, quizás causalidad, y siendo un desconocido puedo decir que a veces parece que nos conocemos, pues esto que yo leo y tú escribes podría haber salido de mi propia tinta.
Es curioso cómo a veces cuando más lo necesitas por la acuciante sequía, aparencen palabras que hablan por uno mismo.


Un saludo desde la isla,
El Náufrago...