miércoles, 28 de enero de 2009

Y buena letra...

Hay días en que la obligación de mantener una rutina diaria seca las ideas, sin embargo, a pesar de que las necesidades tengan absoluta prioridad, vamos haciendo las cosas paso a paso y sin prisa.
Los días se pasan y a veces pareciera que se escapan, pero lo más importante es (se haga lo que se haga) no tener nunca la sensación de haber perdido el tiempo...incluso si eso ocurre será una forma de haberlo aprovechado también. Recordemos que ese tiempo es sólo nuestro y somos nosotros los que decidimos como emplearlo.

A menudo pienso que lo importante es construirse por dentro...



Vuela,
apura el poco tiempo que nos queda,
procúrate unas alas y a volar.

Javier Ruibal

1 comentario:

makamay dijo...

yo creo q estas completamente en lo cierto.
un beso